4 Formas de mejorar su inteligencia emocional durante su periodo de descanso

inteligencia emocional

Hoy vamos a aprender a mejorar la inteligencia emocional. Quizás esté listo para embarcarse en esas hermosas vacaciones que ha estado esperando encendiendo su parrilla o empacando su equipaje. El tiempo de vacaciones le permite olvidarse de sus preocupaciones laborales, relajarse y divertirse. Es comprensible si no quiere hacer nada que le recuerde su trabajo. Sin embargo, sólo porque estás de vacaciones no significa que no puedas seguir trabajando en ti mismo.

De hecho, usar su tiempo de vacaciones para desestresarse y relajarse es una excelente manera de mejorar la inteligencia emocional.

Índice

    La inteligencia emocional y su importancia

    La inteligencia emocional se está convirtiendo rápidamente en una de las cualidades profesionales más importantes del mercado, a veces incluso superando la competencia técnica, según un estudio del Foro Económico Mundial. También será uno de los 10 mejores competencias laborales para los próximos años. Muchas empresas ahora le dan un gran valor a la hora de evaluar a los posibles trabajadores. Por eso es importante seguir trabajando en esta capacidad. Mientras está de vacaciones, simplemente puede mejorar su inteligencia emocional mientras se divierte. Aquí hay cuatro métodos que pueden ayudarlo en su esfuerzo:

    Aumentar la conciencia de uno mismo

    Ir de vacaciones nos permite relajarnos y desconectar del estrés de la vida cotidiana, y esta es, con mucho, la razón más popular para visitar lugares exóticos. Es posible que aprendamos nuevos hechos sobre nosotros mismos de los que no éramos conscientes anteriormente, ya que la conciencia de uno mismo está en el corazón de la inteligencia emocional.

    A medida que nos relajamos, nos damos cuenta de que nos sentimos atraídos por algunas personas y repelidos por otras. Comenzamos a compararlos con las personas de nuestra vida. Tenemos algo de tiempo para reflexionar debido a nuestro estado de ánimo tranquilo y cómodo. Reserve algo de tiempo para buscar el alma mientras lee su libro favorito o bebe esa deliciosa bebida.

    Construcción de empatía

    Las vacaciones brindan una excelente oportunidad para conocer nuevas personas. Eres más accesible a los demás, incluso a los extraños, cuando estás tranquilo. Como resultado, hacer un juego de notar cosas sobre las personas que te rodean es una idea inteligente. Incluya a sus amigos y familiares en sus observaciones y discútalas con ellos. Puede hablar sobre su estilo de caminar, postura, expresiones faciales y vestimenta, por ejemplo. Esto le proporcionará información sobre sus comportamientos y personalidad.

    Cuando vaya a restaurantes, películas o presentaciones en vivo, puede volver a jugar. Involucrarse con personas cercanas a usted de esta manera puede mejorar su empatía y hacer que su viaje sea más agradable.

    Aumento de la confianza en uno mismo

    A muchos nos cuesta pedir lo que queremos, lo que nos impide aprovechar las posibilidades que tenemos a nuestra disposición. Además, conduce a políticas laborales y actitudes agresivas innecesariamente pasivas. Es fundamental entender que lo peor que puede pasar cuando pides algo es que el respondedor te diga que no, dejándote en la misma situación que antes. Aún mejor, el respondedor puede estar de acuerdo con su solicitud.

    El tiempo de vacaciones, contrariamente a la percepción popular, es una excelente oportunidad para trabajar en sus "músculos de pedir". Por ejemplo, cuando se registre en su hotel, solicite un ascenso. Además, si hay algún problema con su comida, informe a la mesera respetuosamente. Debido a que es poco probable que vuelva a ver a las personas con las que está tratando, probablemente sea más sencillo pedir lo que desea. Puede ser más simple de lo que piensa salir de su zona de confort y pedir lo que quiere. Aún mejor, si su solicitud es aceptada, aumentará significativamente su confianza en sí mismo.

    Aumente su tolerancia a sus posibles situaciones de estrés

    Puede convencerse de que comenzar a meditar todos los días o inscribirse en una clase de yoga transformaría su vida el próximo mes. Sin embargo, la vida tiende a interferir y poner nuevos obstáculos en tu camino para lograr tales objetivos. Incluso las personas con gran capacidad cerebral emocional son susceptibles a esto. Para solucionar este problema, aproveche su tiempo de vacaciones para repensar sus tácticas de resistencia.

    Estar de vacaciones le permitirá realizar las cosas que necesita hacer, pero para las que no siempre tiene tiempo. Este es el momento de probar cosas nuevas que son gratificantes y relajantes que puede incluir en su vida cuando regrese a casa y reanude su horario habitual.

    En resumen, aunque es posible que las actividades de las vacaciones no alteren su estilo de vida ni su profesión, es posible que regrese a casa con más capacidad cerebral emocional que cuando fue mientras se siente descansado y revitalizado.

    ¿Te resultó útil este artículo? Comparte tus ideas con tus amigos y consulta el resto de nuestros archivos de psiquiatría

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información