¿Cuántos trastornos mentales hay?

La lista de enfermedades mentales es muy amplia y cada una con características particulares. Sin embargo, algunas son similares entre sí por ejemplo, la etiología o los síntomas. Ahora bien, la pregunta es, ¿cuántos trastornos mentales hay?

En este artículo te diremos cuántos trastornos existen y la clasificación que han hecho los especialistas de salud mental. Dicha organización, tiene la finalidad de comprender cada uno.

Índice

    Clasificación de los tipos de enfermedad mental

    La clasificación de los trastornos mentales, es una tarea que han realizado los expertos desde principios de la historia. Entre cada uno hay variaciones, no obstante, estas diferencias  facilitan el diagnóstico y posterior tratamiento.

    Trastornos del neurodesarrollo

    Las enfermedades mentales relacionadas con variaciones del neurodesarrollo constituyen un patrón de afección mental. Este se  caracteriza por la aparición de una gama de carencias e impedimentos en el desarrollo de la persona.

    Los síntomas inicialmente aparecen en la niñez. De manera que afecta el desarrollo normal de algunos aspectos vitales. Entre las dificultades propias de este trastorno se encuentran la dificultad de aprendizaje, el autismo, compromiso psicomotor, el déficit de atención e hiperactividad, así como la comunicación verbal.

    Trastornos psicóticos 

    El estudio de las alteraciones psicóticas ha sido base fundamental dentro del campo de la psicología y la exploración de enfermedades mentales. Estas enfermedades presentan síntomas comunes, uno de los más notables es la aparición de síntomas bien sea positivos o negativos. 

    En caso de rasgos positivos fomentan las alucinaciones de percepción y desvaríos cognitivos que engrandecen aspectos conductuales. Ahora bien,  en el punto negativo reduce las capacidades del individuo.

    Asimismo, se hace énfasis en la esquizofrenia y el trastorno de delirios entre los más frecuentes de los desórdenes psicóticos.

    Trastorno de bipolaridad 

    El trastorno bipolar se caracteriza por ser un desorden mental determinado por la variación entre los dos extremos emocionales. Es decir, que se debate entre la manía o hipomanía con síntomas leves y un estado depresivo severo.

    Cabe destacar que esa variación que ocurre puede causar un grave deterioro emocional en el paciente. Una persona que lo padece pasa de un estado entusiasta y enérgico a una condición de angustia y depresión. 

    Además del trastorno bipolar y sus diversos dentro de esta clase de desórdenes hay otros muy notorios como el trastorno ciclotímico.

    Trastornos depresivos

    Este es uno de los más frecuentes en la población mundial, es de los más conocidos que destacan en esta clase. Las particularidades elementales de esta clase de enfermedades mentales están basadas en la aparición de desdicha anómala.

    Es un estado perenne de dejadez y falta de placer, además es habitual que se presente acompañado de una notable falta de motivación y optimismo. De hecho, más allá de sentirse desdichados los individuos muestran falta de interés y de decisión. 

    Este síntoma se le conoce como abulia. Además del desorden depresivo se pueden hallar otras anomalías como la distimia, la depresión postparto y el síndrome premenstrual.

    Trastornos de ansiedad

    Generalmente, es uno de los motivos de consulta a nivel mundial, pueden ser identificados por el elevado nivel psicofisiológico que provoca emociones altamente negativas y malestar. 

    De hecho, se presentan ante la negativa de actividades rutinarias que producen ansiedad. En consecuencia puede convertirse en un factor limitante para el desenvolvimiento en la vida diaria.

    Los más conocidos son los ataques de pánico, trastorno de ansiedad y las fobias sociales o propias. Estas pueden ser desarrolladas a partir de cualquier estímulo. 

    Trastorno obsesivo compulsivo 

    Está caracterizado por la existencia de un comportamiento severo, tenso, y la aparición de titubeos acompañados de un grado de perfeccionismo. Sin embargo, lo más representativo de esto son las obsesiones, ideas extrañas y repetitivas. Son identificadas como propias e irracionales por el mismo individuo.

    Trauma y desórdenes asociados al estrés

    Está basado en desórdenes mentales derivados de las situaciones determinadas por la presencia agente estresor. El mismo puede generar en el individuo un comportamiento adverso y malestar que se manifiesta en forma de crisis. 

    Entre los trastornos causados por estrés postraumático está la psicopatología que sufren mayormente personas expuestas a combates de guerra.

    Trastornos disociativos

    Algunos acontecimientos en la vida de las personas desencadenan reacciones mentales que resultan en la disociación en la articulación y desarrollo esencial de la memoria o la identidad. 

    En la antigüedad los trastornos mentales eran asociados con la histeria, entre estos predominaban la desmemoria disociativa, la despersonalización o el desorden de identidad múltiple.

    Trastorno por síntomas de somatización

    Constituye una enfermedad mental en la que aparecen síntomas de patologías inexistentes, por ejemplo hay dolor sin causa física. Las manifestaciones corporales son elaboradas por la mente. Se le conoce como trastorno somatoforme por síntomas somáticos, y trastorno de hipocondría.

    Trastornos o desordenes alimenticios

    Los dos más conocidos son la anorexia y bulimia nerviosa, ambos señalados como desórdenes mentales. Estos evidencian la presencia de patrones alimentarios anómalos.

    Se caracterizan por el rechazo de la imagen corporal propia, lo que lleva a generar una obsesión severa por controlar la ingesta de alimentos altos en calorías y en algunos casos el consumo de alimentos es casi nulo. Sin embargo, en oposición  a esta situación encontramos la ingesta de sustancias no asociadas a alimentos o el consumo exagerado producto de ataques de ansiedad.

    Trastornos de la excreción

    En este punto se trata de las personas que en el momento de excretar y expulsar los residuos propios de la alimentación y líquidos corporales no lo controlan. Es decir, realizan el proceso en forma inadecuada. Por ejemplo, orinar en la cama. He aquí resaltan la enuresis y la encopresis, el proceso de excreción de heces y orina.

    Trastornos del sueño

    Estos problemas son muy comunes y pueden presentarse por ausencia o exceso de sueño. En ambos casos derivan en agotamiento físico y mental así como desorientación y falta de memoria.

    Además, la aparición de comportamientos y manías durante el sueño llamadas parasomnias. La presencia de fobias nocturnas, pesadillas y sonambulismo o el síndrome de Kleine-Levin.

    Disfunciones sexuales

    Es un tema que ha sido censurado por la sociedad y un gran número de ella lo padece. En consecuencia, son múltiples los problemas de carácter sexual que alteran o impiden que las personas tengan una respuesta sexual satisfactoria. 

    La afectación se centra en el deseo, excitación u orgasmo, además de la eyaculación precoz, falta de erección, la anorgasmia o inhibición del deseo sexual. Estos son solo algunos de los motivos de consultas.

    Trastornos destructivos 

    Esta anomalía se refiere a la aparición de un impulso repentino por altos niveles de angustia a los que está sometido un individuo. En otro caso puede sentirse sumamente satisfecho por acciones derivadas de su comportamiento errático por ejemplo, es piromaniaco o cleptómano. 

    Trastornos de adicción por consumo de sustancias psicotrópicas

    El consumo de sustancias estupefacientes está comprobado que causa daños severos en el organismo. Es frecuente la aparición de adicciones que causan dependencia de sustancias estimulantes, que también causan depresión, alucinaciones y desvaríos.

    Trastornos neurocognitivos

    Estos señalan las alteraciones en los mecanismos mentales y en la conciencia, es decir turbación a nivel neuronal. Se establecen los indicios de confusión, delirio y procesos degenerativos en el cerebro y surgen estados de demencia.

    Trastornos parafílicos

    Por lo general, hace referencia a la practica de conductas que infrigen sufrimiento y dolor a personas por medio de practicas como el sadismo o la pedofilia. Sin embargo, puede ser la fijación o gustos por relaciones con objetos.

    Trastornos de personalidad

    Una persona que padece trastornos de personalidad puede ver afectada su interacción social. En esas condiciones puede desarrollar personalidad antisocial, trastorno histriónico o el límite de personalidad así como personalidad obsesiva entre otras.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información