¿Qué sabes de la psicología deportiva? 5 Tips sobre esta.

psicología deportiva

La Psicología del Deporte o Psicología deportiva, en su definición clásica, es una rama amplia de la psicología donde confluyen diferentes doctrinas (psicología, medicina, psiquiatría, sociología, pedagogía, filosofía, higiene, educación física, motricidad, rehabilitación, etc.) y por tanto es materia de Competencia multidisciplinar abierta a la contribución que cada uno pueda aportar en base a su preparación específica. Los campos de la psicología del deporte conciernen: el estudio de la personalidad del deportista, los fundamentos psicológicos de la motricidad, la preparación para las competiciones, la selección de deportistas, la psicología del grupo y del deportista individual, del entrenamiento y la competición y en específico el estado mental de la excelente actuación.

¿Para quienes es útil la Psicología deportiva?

La psicología del deporte es útil para todos aquellos que quieran trabajar en la mejora del rendimiento deportivo / motor aprendiendo a aprovechar al máximo el potencial de nuestra mente. En general, no se mencionan cursos reales de entrenamiento mental para menores de 16 años. Sin embargo, incluso antes de esta edad, puede comenzar a "jugar" con la psicología aprendiendo algunos principios simples del entrenamiento mental.

Índice

    ¿Qué Utilidades tiene la Psicología deportiva?

    Los cursos de psicología deportiva son más eficaces cuando existe una discrepancia entre los resultados del entrenamiento y los de la competición. Y especialmente cuando estas diferencias de rendimiento no son atribuibles a otras variables (preparación física, deficiencias nutricionales, técnico / tácticas).

    ¿Qué diferencia hay entre una ruta de Psicología deportiva y una de Psicoterapia o Psicoanálisis?

    La diferencia sustancial es que cuando te embarcas en un camino de psicología deportiva o entrenamiento mental, trabajas exclusivamente en el rendimiento. No vamos a tocar el aspecto "patológico", la familia de origen, traumas pasados, relaciones afectivas. Nos enfocamos exclusivamente en el rendimiento deportivo y en la mejor manera de expresar el potencial y lograr resultados. El entrenamiento mental debe verse de manera similar a los cursos de entrenamiento atlético, técnico o táctico, excepto que vamos a entrenar una parte intangible de nuestro cuerpo que se llama "mente".

    Por tanto, la psicología del deporte no tiene nada que ver con la psicoterapia o el psicoanálisis aunque algunos profesionales hayan adquirido estas habilidades en su carrera profesional.

    Las solicitudes más frecuentes de los atletas

    • Manejo de la ansiedad antes de la carrera
    • Regulación energética y gestión de los tiempos de espera previos a la competición
    • Técnicas de relajación
    • Mayor confianza en el potencial de uno.
    • Manejo del sueño
    • Aumento de la autoeficacia.
    • Mayor "sentimiento"
    • Manejo de la pérdida de motivación
    • Planificación y organización de la competición
    • Mejor comunicación en grupos y entre entrenador / atleta.
    • Recuperación psicológica después de una lesión.

    En la práctica…

    Un curso de entrenamiento mental consiste en un encuentro cognitivo en el que el deportista / entrenador y el psicólogo deportivo se conocen y se ponen de acuerdo sobre un objetivo de trabajo (evaluando también los impedimentos de proceder).

    Se establece un número óptimo de sesiones para la consecución del objetivo prefijado que varía en promedio de 5 a 8 reuniones.

    Decidimos juntos si incluir algunas sesiones de entrenamiento en el campo (durante el entrenamiento) o sesiones de observación en la competencia en el proceso de entrenamiento. Esta opción hace que el trabajo sea mucho más eficaz porque se adapta a las necesidades del solicitante.

    Fundamental, para garantizar la autonomía del deportista, es la fase final del camino que pasa por la verificación de los resultados obtenidos con el entrenamiento mental.

    ¿Qué deportes?

    Todas las disciplinas deportivas pueden beneficiarse de una ruta de entrenamiento mental, sin embargo, esto debe ubicarse en el contexto deportivo específico, entendiendo bien las necesidades de los atletas individuales. Ciertamente no podemos pensar que, a nivel mental, las necesidades de un corredor de maratón sean idénticas a las de un velocista. Este aspecto es parte integral de la profesionalidad del psicólogo a quien va dirigido.

    Esperamos que os hayamos ayudado a entender mejor la psicología deportiva y que esta entrada os haya sido de utilidad.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información