Psicología infantil: 4 Tips que debes conocer

psicología infantil

La psicología infantil es el estudio del desarrollo infantil consciente y subconsciente. Los psicólogos infantiles observan cómo un niño interactúa con sus padres, con ellos mismos y con el mundo, para comprender su desarrollo mental.

Índice

    ¿Por qué es importante la psicología infantil?

    Todo el mundo quiere que su hijo tenga un desarrollo saludable, pero no siempre está claro si el comportamiento de un niño es un síntoma de una etapa normal del desarrollo o un signo de una anomalía. La psicología infantil puede ayudarlo a comprender la diferencia.

    Comprender los patrones psicológicos normales y anormales de un niño puede ayudar a los padres a comprender cómo comunicarse y conectarse mejor con su hijo, enseñarle a su hijo los mecanismos de afrontamiento para manejar las emociones y ayudar a su hijo a progresar y prosperar en cada nueva etapa de desarrollo.

    La psicología infantil también pueden identificar comportamientos anormales temprano, ayudar a detectar la raíz de problemas de comportamiento comunes, como problemas de aprendizaje, hiperactividad o ansiedad, y ayudar a los niños a superar el trauma de la primera infancia. También pueden ayudar a prevenir, evaluar y diagnosticar retrasos en el desarrollo o anomalías como el autismo.

    La psicología infantil estudia la interacción de algunas áreas principales del desarrollo:

    Desarrollo físico en la psicología infantil

    El desarrollo físico en los niños es típicamente una secuencia predecible de eventos. Su hijo levanta la cabeza, se da vuelta, gatea, camina y corre, en ese orden. Su psicólogo infantil puede ayudar a su pediatra a observar el desarrollo físico de su hijo y si hay alguna anomalía que pueda indicar irregularidades en el desarrollo. Los psicólogos infantiles observarán la progresión de su hijo hacia los hitos del desarrollo para asegurarse de que su hijo se esté desarrollando físicamente con normalidad. Los retrasos importantes en el desarrollo físico pueden revelar otros problemas de desarrollo subyacentes que luego pueden abordarse desde el principio.

    Desarrollo cognitivo

    La comprensión médica del desarrollo cognitivo infantil ha cambiado mucho en los últimos años. Ahora sabemos que incluso los bebés recién nacidos son conscientes de su entorno y están interesados ​​en él, incluso antes de tener el lenguaje para expresarlo.

    El desarrollo cognitivo se refiere al aprendizaje intelectual y los procesos de pensamiento de un niño. Incluye la observación y comprensión del mundo que los rodea, el aprendizaje del idioma, la memoria, la toma de decisiones, la resolución de problemas, cómo el niño usa su imaginación y cómo el niño usa el razonamiento básico. Todos estos factores están influenciados por la genética y el entorno del niño.

    Desarrollo emocional (social)

    El desarrollo emocional y social está profundamente entrelazados en la psicología infantil. El desarrollo emocional se refiere a cómo el niño siente, comprende y expresa sus emociones. El desarrollo emocional se expresa en niños muy pequeños a través de la expresión de emociones básicas como miedo, alegría, ira y tristeza.

    A medida que el niño se desarrolla, surgen emociones más complejas como la confianza, la esperanza, la culpa y el orgullo. El desarrollo emocional también incluye la capacidad del niño para sentir y comprender las emociones de otras personas a través de la empatía. Aprender a regular y expresar las emociones de manera adecuada es difícil para muchos niños. Ayudar a los niños a comprender sus emociones temprano puede tener un impacto poderoso en el desarrollo emocional actual y futuro. Un psicólogo infantil puede ayudar a su hijo a comprender y expresar sus emociones de una manera sana y positiva.

    El desarrollo emocional informa en gran medida el desarrollo social. Esto es cierto porque la forma en que un niño siente, comprende y expresa sus sentimientos tiene un impacto directo en la forma en que interactúa con otras personas. El desarrollo social se trata de cómo el niño desarrolla los valores, la conciencia y las habilidades sociales necesarias para relacionarse con las personas que lo rodean; sus padres, compañeros, figuras de autoridad y animales. Las relaciones tempranas de un niño pueden tener un gran impacto en el desarrollo de habilidades sociales apropiadas para su edad. La confianza, la amistad, el manejo de conflictos y el respeto por la autoridad son ejemplos de desarrollo social.

    Esperamos que os haya sido útil esta entrada sobre la psicología infantil, y os animamos descubrir otras entradas interesantes como: La psicología deportiva.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información