¿Qué es trastorno del sueño y cuáles son los más comunes?

trastorno del sueño

Comencemos por definir qué se considera un trastorno del sueño: Son diversos padecimientos que afectan la forma de dormir de una persona dificultando conciliar el sueño, o una vez conciliado el sueño, poder mantenerlo las horas necesarias para que pueda descansar adecuadamente.

Índice

    Beneficios del sueño

    El sueño habitualmente nos permite descansar, contribuye a nuestra recuperación física y mental, luego de las múltiples tareas que realizamos en el día. Así también, contribuye al almacenamiento de los recuerdos, influye en nuestro estado de ánimo. Durante la infancia favorece nuestro crecimiento. Un sueño reparador puede también retrasar el alzhéimer y contribuir con el funcionamiento óptimo del sistema inmunológico. 

    trastorno del sueño
    Dormir las horas adecuadas siempre es beneficioso para nuestra salud mental y física.

    Hay algunos factores ambientales y hábitos que pueden favorecer o dificultar el sueño, y por lo tanto propiciar la aparición de este trastorno del sueño. Algunos de ellos son: la ventilación y la temperatura de la habitación donde dormimos; la presencia o no de ruidos que puedan dificultarnos conciliar el sueño; la luz y la oscuridad que pueda haber en la habitación; el tipo de alimentación que ingerimos, particularmente en las horas cercanas a irnos a dormir; los medicamentos que estemos tomando; nuestro manejo de las emociones; si somos una persona sedentaria o realizamos ejercicio con frecuencia. 

    Afecciones que producen los trastornos del sueño

    La falta de sueño afecta la salud de quien lo padece, especialmente si el trastorno se reitera. Puede generar enfermedades cardiovasculares y metabólicas, el deterioro de las capacidades cognitivas de las personas y afectar la coordinación motora. 

    Además de afectar su salud, y por lo tanto sus actividades cotidianas, puede afectar incluso su seguridad, una persona que padece trastornos del sueño puede quedarse dormida mientras conduce su coche, por ejemplo, y sufrir un accidente.

    Sea cual sea el origen del trastorno, lo importante es tratarlo, porque la falta de sueño puede terminar afectando seriamente la salud y producir efectos poco deseables como el agotamiento físico, el bajo rendimiento en las actividades que desempeñamos cotidianamente, lo que afecta nuestra capacidad para cumplir con nuestras responsabilidades familiares, sociales y profesionales.

    Síntomas del trastorno del sueño

    ¿Cómo sabes si padeces de un trastorno del sueño? Algunos de los síntomas o señales más frecuentes son los siguientes:

    • La dificultad para conciliar el sueño.
    • Respiración irregular cuando se duerme.
    • Aumento de movimiento durante el sueño.
    • Un ciclo de vigilia y luego la dificultad para conciliar el sueño.
    • La somnolencia diurna excesiva.

    Hay diversos trastornos del sueño y se pueden clasificar según las causas que los originan o la manera en que te afectan. También pueden clasificarse según la conducta que generan, la manera en que se altera el ciclo natural de vigilia y sueño, el vínculo con problemas respiratorios. 

    Importancia del diagnóstico

    Pueden ser diversas las causas de los trastornos del sueño, con frecuencia surgen como consecuencia de otras enfermedades, o así mismo, pueden convertirse en un factor de riesgo que generan otras patologías. 

    Un buen diagnóstico requiere de un enfoque multidisciplinario, del apoyo de varias especialidades tales como Otorrinolaringología, Endocrinología, Neumología, Neurología, Neurofisiología, Psiquiatría.

    Para realizar el diagnóstico la Unidad del Sueño de la Clínica Universidad de Navarra recomienda una polisomnografía o prueba del sueño, a través de la cual se realiza el registro simultáneo en video de diversas variables fisiológicas tales como electroencefalograma, el flujo nasal, la saturación de oxígeno y la frecuencia cardíaca durante la noche, mientras el paciente duerme. Lo que permite conocer cuál es la estructura del sueño del paciente y así poder realizar el diagnóstico. 

    Principales trastornos del sueño y sus causas

    • El insomnio: es el trastorno más común, el más conocido. Quien lo padece tiene dificultad para quedarse dormido, se despierta durante la noche y luego no puede conciliar el sueño o tiene un fin prematuro del sueño.  Sus causas más frecuentes son la ansiedad, el hipertiroidismo, las enfermedades psiquiátricas o aquellas que producen dolor. 
    • El síndrome de las piernas inquietas: también conocido como el síndrome de Willis-Ekborn, es un trastorno del sueño que afecta el movimiento. Quien lo sufre siente una sensación de hormigueo en el interior de las piernas y tiene el impulso de moverlas, de manera incontrolable cuando está tratando de dormirse.

    El trastorno de las piernas inquietas puede tener su origen en la anemia ferropénica, una insuficiencia renal crónica, el padecimiento de diabetes mellitus, o la enfermedad de Parkinson. 

    • La narcolepsia: quien sufre esta afección presenta una somnolencia extrema durante el día y puede quedarse dormido de forma repentina. No se ha determinado las causas exactas de la narcolepsia, pero las personas que padecen narcolepsia de tipo 1 padecen de niveles bajos de la hipocretina. Esta sustancia neuroquímica del cerebro es la que regula la vigilia y el sueño MOR (movimientos oculares rápidos), durante esa etapa se producen la mayoría de los sueños. 

    Los niveles bajos de hipocretina pueden deberse a factores genéticos, aunque también se ha determinado como una causa probable la exposición a la gripe porcina (H1N1) y una vacuna que se administra actualmente en Europa contra esa gripe. 

    • El sonambulismo: Este trastorno consiste en caminar, de manera semiinconsciente, mientras se está dormido. Suele ser un trastorno hereditario. Aunque también hay diversos factores que contribuyen a producirlo: la fatiga, la falta de sueño, y la ansiedad. Así como el alcoholismo, el uso de sedantes o pastillas para dormir.
    • Terrores nocturnos: quienes lo padecen sufren ataques de terror nocturnos mientras duermen y pueden presentar gritos y agitación, y a veces pueden estar acompañados de sonambulismo. 

    Algunos factores que contribuyen a generar los terrores nocturnos: la privación del sueño y presentar cansancio extremo, estar sometido a estrés constante, sufrir interrupciones en el horario para dormir, padecer fiebre. 

    • Hipersomnia: las personas que presentan este trastorno duermen excesivamente. Puede llegar a aumentar 25% el nivel de sueño habitual. Entre las causas que lo producen están la ansiedad o depresión grave, el abuso de hipnóticos, o la apnea del sueño. 
    • Ronquido y apnea del sueño: quien lo presenta sufre una obstrucción de la faringe que le impide respirar, por ello ronca. Este trastorno del sueño es frecuente en los varones después de los 40 años, especialmente si padecen obesidad.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información