Trastorno negativista desafiante en 3 claves

trastorno negativista desafiante

El trastorno negativista desafiante es un conjunto de comportamientos negativos, provocativos y desobedientes recurrentes, a menudo dirigidos contra figuras de autoridad.

Los niños con este trastorno son rebeldes, quisquillosos, desobedientes e irritables sin ser físicamente agresivos ni violar los derechos de los demás. El trastorno de oposición desafiante a veces se considera una forma más leve de trastorno de conducta. . Sin embargo, estos dos trastornos tienen diferencias notables. Los niños con trastorno de conducta parecen no tener conciencia y, a diferencia de los niños con trastorno de oposición desafiante, violan regularmente los derechos de los demás, a veces sin ningún signo de irritabilidad.

Muchos niños en edad preescolar o en la adolescencia temprana son provocativos, pero el comportamiento de oposición solo se diagnostica si el trastorno dura más de 6 meses y altera el funcionamiento social o escolar.

No se sabe qué causa el trastorno de oposición desafiante. Probablemente sea más común en niños de familias en las que los adultos tienen discusiones violentas. Este trastorno indica problemas subyacentes que pueden requerir más investigación y tratamiento.

Síntomas

Los síntomas del trastorno negativista desafiante a menudo aparecen entre la edad preescolar y la universidad.

Los comportamientos típicos de estos niños incluyen los siguientes:

  • Discuten con los adultos
  • Se enojan con facilidad y frecuencia.
  • Desafían activamente las reglas y las instrucciones.
  • Molestan deliberadamente a los demás
  • Culpan a los demás por sus errores
  • Están enojados, resentidos y se irritan fácilmente.
  • Son maliciosos y vengativos

Estos niños conocen la diferencia entre el bien y el mal y se sienten culpables si hacen algo mal. Muchos de ellos tienen habilidades sociales insuficientes.

Diagnóstico

Síntomas y comportamiento

Los médicos diagnostican el trastorno negativista desafiante basándose en los síntomas y el comportamiento del niño, que debe haber estado presente durante al menos 6 meses y ser lo suficientemente grave como para interferir con la capacidad funcional del niño.

Cuando se sospecha un trastorno negativista desafiante, los médicos evalúan minuciosamente a todos los niños en busca de signos de depresión, como trastornos del sueño y del apetito, así como ansiedad. En los niños, la depresión y los trastornos de ansiedad pueden causar síntomas similares a los del trastorno negativista desafiante. Por ejemplo, el síntoma principal de la depresión puede ser la irritabilidad, y la ansiedad extrema puede hacer que los niños con un trastorno de ansiedad desobedezcan o sean provocativos. Los médicos deben diferenciar estos trastornos del trastorno negativista desafiante, incluidos otros síntomas relacionados.

Los médicos también deben diferenciar el trastorno negativista desafiante del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) no tratado, que también puede causar síntomas similares. Si es TDAH, estos síntomas generalmente desaparecen cuando se inicia el tratamiento adecuado.

Tratamiento

Técnicas de manejo del comportamiento.

Opcionalmente, terapia grupal, también es muy beneficiosa.

Los problemas que puedan reforzar estos síntomas (como disfunción familiar o TDAH) deben tratarse siempre que sea posible, sin dilación.

Este trastorno se trata eficazmente con técnicas conductuales, que incluyen una disciplina estricta y el refuerzo del comportamiento deseado (con recompensas). Los padres y maestros pueden aprender estas técnicas con un terapeuta.

Los niños pueden beneficiarse de la terapia de grupo que les ayuda a mejorar sus habilidades sociales.

Los medicamentos que se usan para los trastornos depresivos o de ansiedad pueden resultar útiles.

Incluso sin tratamiento, el comportamiento de la mayoría de los niños mejora con el tiempo.

Esperamos que os haya sido útil este análisis del trastorno negativista desafiante. Os animamos a descubrir más contenido de vuestro interés en nuestro sitio web, y aprovechamos para dejaros otra entrada interesante, en relación a los tipos de trastornos: El trastorno delirante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información