Tripofobia: el miedo a más de 1 agujero

tripofobia
Índice

    ¿Qué es la tripofobia?

    La tripofobia se describe a menudo como "el miedo a los agujeros", pero es importante tener en cuenta que también puede aplicarse a protuberancias u otros patrones que están muy agrupados. Cuando las personas ven objetos desencadenantes, experimentan síntomas como miedo intenso, náuseas, picazón, sudoración, temblores e incluso ataques de pánico.

    El miedo es un síntoma común, pero el disgusto a menudo se describe como la emoción abrumadora que las personas sienten con esta fobia. La tripofobia también tiende a ser muy visual. 3  Ver imágenes en línea o impresas es suficiente para desencadenar sentimientos de repulsión o ansiedad.

    Un informe de caso ilustra cómo se presenta a menudo la tripofobia. La paciente, una niña de 12 años, experimentó sensaciones de malestar al encontrar superficies y objetos cubiertos de agujeros o puntos. Cuando se le pidió que hiciera un dibujo de su miedo, llenó un papel con un patrón repetitivo de puntos redondos agrupados.

    ¿Qué tan común es la tripofobia?

    Si bien se desconoce la prevalencia, algunas investigaciones indican que la tripofobia puede ser bastante común. Un estudio de 2013 publicado en la revista Psychological Science encontró que el 16% de los participantes experimentaron sentimientos de disgusto o malestar al mirar una imagen de una vaina de semilla de loto.

    Desencadenantes comunes

    La investigación sobre la tripofobia todavía es relativamente rara, pero algunos de los objetos desencadenantes que se han observado incluyen:

    • Plástico de burbujas
    • Burbujas
    • Condensación
    • Coral
    • Semillas de frutas
    • Agujeros en la carne enferma o en descomposición
    • Agujeros o protuberancias en la carne
    • Panales
    • Ojos de insecto
    • Vainas de semillas de loto
    • Granadas
    • Esponjas de mar
    • Fresas

    Los patrones creados por el hombre, así como los animales que tienen pelajes manchados o estampados, también pueden causar una reacción fóbica.

    Los síntomas de la tripofobia

    Los síntomas de esta afección son similares a los de otras fobias específicas. Después de ver grupos de pequeños agujeros o protuberancias, ya sea en persona o en una imagen, las personas a menudo experimentan: 5

    • Estrés emocional
    • Miedo y ansiedad
    • Sentimientos de repulsión
    • Piel de gallina
    • Picor
    • Náusea
    • Ataques de pánico
    • Respiración rápida
    • Sacudida
    • Transpiración
    • Vómitos

    La tripofobia puede provocar síntomas relacionados con el miedo, el disgusto o ambos, aunque las investigaciones sugieren que las personas informan que sienten más disgusto que miedo.

    Además de experimentar síntomas como miedo y disgusto, las personas con tripofobia a menudo también experimentarán cambios de comportamiento. Es común evitar los objetos desencadenantes. Por ejemplo, una persona puede evitar comer ciertos alimentos (como fresas o chocolate con gas) o evitar ir a ciertos lugares (como una habitación con papel tapiz punteado).

    Causas

    La investigación sobre la tripofobia todavía es bastante limitada, pero existen algunas teorías sobre por qué ocurre.

    Causas evolutivas

    Según una de las teorías más populares, la tripofobia es una respuesta evolutiva a cosas que están asociadas con enfermedades o peligros. La  piel enferma, los parásitos y otras afecciones infecciosas, por ejemplo, pueden caracterizarse por tales agujeros o protuberancias.

    Esta teoría sugiere que esta fobia tiene una base evolutiva. También es coherente con la tendencia de las personas con tripofobia a experimentar más disgusto que miedo cuando ven un objeto desencadenante.

    Asociaciones con animales peligrosos

    Otra teoría sugiere que los agujeros agrupados comparten una apariencia similar a los patrones de piel y pelaje de algunos animales venenosos. La gente puede temer estos patrones por asociaciones inconscientes.

    Hay algunas investigaciones que apoyan esta idea. Un estudio de 2013 analizó cómo las personas con tripofobia responden a ciertos estímulos en comparación con aquellos sin la afección.  Al ver un panal (un objeto tripofóbico común), las personas que no tienen tripofobia piensan inmediatamente en cosas como la miel o las abejas.

    Los investigadores creen que aquellos con tripofobia asociaron inconscientemente la visión de un panal con organismos peligrosos que comparten las mismas características visuales básicas, como las serpientes de cascabel. Si bien no son conscientes de esta asociación, puede ser lo que les haga sentir asco o miedo.

    Asociaciones con patógenos infecciosos

    Un estudio de 2017 encontró que los participantes tendían a asociar patrones de agujeros con patógenos transmitidos por la piel. Los participantes del estudio informaron sensaciones de picazón y hormigueo en la piel al ver tales patrones.

    El disgusto o el miedo a las amenazas potenciales es una respuesta evolutiva adaptativa. En muchos casos, estos sentimientos nos ayudan a mantenernos a salvo del peligro. En el caso de la tripofobia, los investigadores creen que puede ser una forma sobre generalizada y exagerada de esta respuesta normalmente adaptativa.

    Os animaos a visitar otro contenido de vuestro interés, como por ejemplo como reconocer a un sociópata.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información